“Mi tema principal era una de las grandes metas hacia las que tiendo desde que hago películas, a saber, la reunión de los hombres” (Jean Renoir)

Director: Jean Renoir, Guion cinematográfico original: Jean Renoir y Charles Spaak. Elenco: Jean Gabin (Teniente Marechal), Pierre Fresnay (Capitan de Boeldieu), Erich Von Stroheim (Comandande Von Rauffenstein), Dita Parlo (Elsa), Marcel Dalio (Rosenthal).

En la primera escena de “La gran ilusión”, el teniente Marechal (Jean Gabin) canturrea “Frou-Frou” al lado del viejo gramófono. Esta vestido con el uniforme militar que uso en la guerra de 1914. Este dato del uniforme señala la estrecha relación entre Renoir y Gabin, hicieron juntos cuatro películas en veinte años, y sugiere también que el autor y director comienza por identificarse como testigo presencial de aquella guerra.

Argumento: El teniente Marechal recibe la orden de transportar en avión a su capitán Boeldieu (Pierre Fresnay). Ambos están en un cuartel francés y en pleno combate. Caen prisioneros de inmediato y casi todo el argumento girara en torno a su relación con los otros prisioneros y con el comandante alemán Von Rauffenstein (Erich Von Stroheim) que supervisa la cárcel.

“Cuando un granjero francés se encuentra comiendo en la misma mesa que un financiero francés, esos dos franceses, no tienen nada que decirse. (…) Pero si imaginamos una reunión entre nuestro granjero francés y un granjero chino, tendrán montones de cosas que contarse. Este tema de la agrupación de los hombres por oficios o por intereses comunes me ha perseguido toda mi vida y me perseguirá. Es el tema de “La gran ilusión”. Figura en mayor o menor grado en mis obras”. (Jean Renoir)

“La gran ilusión” significo en 1937 un enorme contraste con todo el cine bélico anterior (El gran desfile, Alas, Angeles del infierno, Sin novedad en el frente, Cuatro de infantería). No tenia escenas de combate, ni trincheras ni barro, ni granadas, ni aquellos protagonistas heroicos como Gary Cooper, Errol Flynn o John Wayne, que fueron parte de la formula habitual de Hollywood. El tiempo dio a “La gran ilusión” el reiterado elogio de ser una observación “humanista” de hombres en combate. La gran ilusión impresiona por su retrato demasiado alegre de aquella guerra, con revistas musicales y comidas en la prisión. Pero fue el mismo Renoir quien acoto que dos años después de su película pacifista se inicio la segunda guerra mundial, con su impensable Holocausto. Se sabe que el arte puede ayudar a entender la realidad pero no la modifica.

El rodaje había comenzado ya en Alsacia cuando Erich Von Stroheim se presento como candidato para interpretar algún oficial alemán. En el guion no se había previsto un papel importante para un alemán y por otra parte Von Stroheim no conocía a Renoir, no sabia suficiente francés y solo le guiaba el afán de recomponer en Inglaterra y Francia una carrerea que Hollywood le había destruido. La admiración de Renoir por Von Stroheim fue sumamente productiva. El actor construyo el complejo personaje del comandante Von Rauffenstein, herido de guerra, orgulloso de su rango militar, representante de la nobleza.

La creación de este personaje dio un vuelco importante al libreto, donde el tema de la fuga dejo de ser esencial: Von Rauffenstein sirvió para que Renoir desarrollase de otra manera las relaciones humanas en la prisión.

Entre 1937 y 1939, “la gran ilusión” obtuvo un premio especial del jurado en el Festival de Venecia y un éxito de publico en Francia que Renoir no esperaba. El premio en Venecia no impidió que la película fuera prohibida en por el gobierno fascista en Italia, por el nazismo en Alemania y posteriormente por la Francia de Vichy. Durante la postguerra en 1958 Renoir consiguió reconstruir una versión completa del film que se exhibió en el festival de Bruselas, donde la encuesta internacional estableció cuales eran los doce mejores filmes mundiales. La gran ilusión figuro en quinto lugar, después de filmes de Einsestein, Chaplin, De Sica y Dreyer. (Fuentes: Alsina Thevenet:2006, Vericat Tura: 2003)

“El maestro de los maestros, el autor de los autores sigue siendo para mi Chalie Chaplin. En sus peliculas, el lo ha hecho todo, guion, dirección, producción, interpretación e incluso la música. No solo sus films son perfectos ejemplos de unidad, toda su obra es una.”(Jean Renoir)

“Cuando empece en el cine me gustaban muchos directores: Ford, Hawks y Walsh, también Lang, Lubitsch, Murnau, Rene Clair…¡y Jean Renoir! Este es el que mas me gusta de todos… “ (Orson Welles)

Jean Renoir (París, 15 de septiembre de 1894 – Beverly Hills, 12 de febrero de 1979) fue un director de cine, guionista y actor francés. Era el segundo hijo del famoso pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir.

Sus películas, que durante mucho tiempo fueron menospreciadas e incomprendidas, aparecen hoy en día como obras clave dentro del desarrollo de la historia del cine francés entre 1930 y 1950, antes de que se iniciara en Francia la Nouvelle vague. La influencia sobre el cine de François Truffaut es especialmente notable.

Filmografia

1926 – Nana
1931 – La golfa (“La Chienne”)
1935 – Toni
1936
Los bajos fondos (“Les Bas-Fonds”)

Una partida de campo (“Une partie de campagne”)

El crimen de Monsieur Lange (“Le crime de M. Lange”)
Boudou salvado de las aguas (“Boudou sauvé des eaux”)
1937 – La gran ilusión (“La grande illusion”)
1938
La Marsellesa (“La Marseillaise”)
La bestia humana (“La bête humaine”)

1939 – La regla del juego (“La règle du jeu”)

1943 – Esta tierra es mía (“This Land is Mine”)
1946 – Memorias de una doncella (“The Diary of a Chambermaid”)
1951 – El río (“The River”)

1953 – La carroza de oro (“Le Carrosse d’or”)

1955 – Can-can Francés (“French Cancan”)
1956 – Elena y los hombres (“Elena et les hommes”)

1959 – Comida sobre la hierba (“Le déjeuner sur l’herbe”)

Anuncios