“La Caída de Roma” (1905 – Filoteo Albertini) es considerada como la primera obra fílmica italiana.

La productora “Milano Film” se encarga de distribuir una superproducción trascendente para la época: “Inferno” (1911), basada en uno de los tres poemas de “La Divina Comedia” de Dante Alighieri.

El cine Italiano se ira nutriendo de la historia del Imperio Romano, (Genero artístico cinematográfico que recibe el nombre de “Peplum”) :

“Los ultimos dias de Pompeya” (1908) – Luigi Maggi (Ambrosio Films/Turin)

“Quo Vadis” (1913) – Enrico Guazzoni (Filoteo Albertini/Roma)

o de la historia griega: “La caida de Troya” (1911 – Giovanni Pastrone)

Dos grandes autores serian recurrentemente convocados para aportar sus realizaciones al mundo de la pantalla:

Gabrielle D’Annunzio (le confirio al cine italiano de la década de 1910 un halo de renombre cultural que lo distinguirá del resto de las obras consideradas populares)

En la ciudad de Torino en 1914 se filma la colosal: “Cabiria” , su director Giovanni Pastrone. Es una obra de carácter histórico, basado en un argumento referente a las “Guerras Punicas”. Gabrielle D’Annunzio resulto decisivo en el éxito de “Cabiria” , no ya en el rol de autor literario sino en su labor de curador del filme.

Cuenta la historia de Cabiria, niña de la nobleza romana, que, junto a su aya, sufre esclavitud por parte de los cartagineses y que, tras muchas peripecias, es liberada al tiempo que Cartago es derrotada por Roma. Su guion está inspirado muy libremente en la novela de Gustave Flaubert Salambó.

De Luigi Pirandello se adaptaron para el cine sus los textos, en obras como:

“La Caida” (1920) de M. Gargiulo

“No es cosa seria (1921) de G. Righelli

“Un tal Matias Pascal” (1925) de M. L’Herbiel (posiblemente una de las mejores adaptaciones, que tendría una nueve versión para TV con la actuación de Marcello Mastroianni.

El cine italiano también mostraría otras vertientes, aquellas que nacen de la comicidad y de la figura del atlético capaz de realizar las más osadas hazañas.

Las principales obras del genero cómico fueron realizadas por el actor italiano de origen francés Ferdinand Guillerme con su personaje Polidor : en filmes como “Polidor ha robado un ganso (1910) . Este actor rodaría en 1911 la gran obra de Carlo Collodi: “Pinocho”, en la dirección de Giulio Antamoro.

Otro actor destacado del periodo mudo es Bartolomeo Pagano, (en su rol de “Maciste”) protagonizo obras como: “Cabiria” (1914 – Pastrone), “Maciste Alpino” (1916 – Maggi) o “Maciste en el Infierno” (1926- Brignone ) entre muchas otras. (Berlinche/Zumbo:2007)

Anuncios